Monólogo teatral, sí, pero a nueve voces.

Ana M Vargas y Eduardo Herrera Baena, guionista y dramaturgo, han colaborado en la creación de distintos textos de comedia teatral, obteniendo resultados de alta comedia.
Un ejemplo claro es el monólogo “Mi propia persona y yo mismo”.

Santi es un joven ejecutivo de brillante futuro en su empresa… Hasta que la mujer de su jefe le tira los trastos en una fiesta.

Santi se encuentra ante un dilema que necesita del consejo de todos los yos que habitan en él.  De su interior afloran personalidades de muy distintos talantes, como por ejemplo

“El místico”

…Cuando le cayó un higo sobre la cabeza, pensó el gran  Maestro en la importancia  de la fruta que nos regala la madre naturaleza para una buena alimentación. Asimismo, se dio cuenta de la importancia de llevar túnica con bolsillos,  en  los que guardar un pañuelo con el que limpiarse la cabeza cuando uno se sienta a meditar bajo una higuera…

o

“El Chavalote”

…Este pibón no es como la Vane… A ésta, tienes que tratarla con educación, abrirle la puerta, cederle el paso… Y no se te ocurra decirle “Menudo polvo te voy a pegar”. A esta le dices “Vamos a hacer el amor”. Aunque luego hagáis las mismas guarrerías que con la Vane…

El tono que adopta el discurso irá in crescendo, trayendo a escena personajes cada vez más salidos de madre… Comedia in crescendo para darse un hartón de reír. - piopialo          

“Mi propia persona y yo mismo” es un monólogo teatral que…

Técnicamente, se basa en el Humor Absurdo en su redacción y el Fregolismo como técnica interpretativa (el mismo actor interpreta todos los papeles).

Para el actor,  es un reto, porque presenta un alto nivel de exigencia técnica y expresiva.

Es un trabajo para disfrutar y sufrir al mismo tiempo, que no deja dudas de la calidad y tesitura de su intérprete.  De hecho,

¿Eres actor profesional y te atreves con “Mi propia persona y yo mismo”?

Contáctanos y hablemos:

Contactar con Escenaviva

Para el espectador, es un lujo no solamente poder  asistir a una comedia, sino poder ver al personaje desde su yo  (bueno, sus yos) más internos, aquello que nadie acostumbra a mostrar.

Es una comedia que aún no está producida, pero su lectura proporciona un buen rato, de eso no cabe duda.
Disponible en Kindle (legible en todos los dispositivos instalando la app)