Armand Mañanas, en el centro. Necesita atención continua, nuestro Silvester